El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
Advertisement
Principal arrow Artículos arrow Peter Staggs arrow Pesca con enganches

Pesca con enganches PDF Print E-mail
Written by Peter Staggs   
Entre las muchas y  variadas formas de pesca que podemos encontrar, hay un factor denominador común entre muchas de ellas, tanto en el bass, lucio, carpa, o barbo, son frecuentamente encontrados en zonas del  pantano que contienen algún tipo de obstáculo sumergido, estos pueden variar desde algas, arbustos, árboles, rocas e incluso edificios enteros. Nosotros como pescadores, no los llamamos obstáculos, los conocemos mas bien como enganches ya que el principal y habitual problema que nos puede ocurrir, es que se nos enganche el pez en ellos. Esto provoca que algunos crean que les resultaría imposible pescar en tal sitio, mientras que otros, aunque lo intentan y logran alguna clavada, quedan desilusionados con las consiguientes perdidas de peces.

Tal vez deberíamos reconsiderar lo que acabamos de decir, si contemplamos estos escenarios y los vemos como enganches, tal vez nos desanimaremos a la hora de pescar, pero si los contemplamos como obstáculos, puede que nuestra forma de pensar sea algo distinta. No sabemos, si es lo mismo para vosotros, pero para nosotros un “obstáculo” representa algo así como una  propuesta, algo que podemos superar si calculamos y tomamos las decisiones correctamente, como si fuera una prueba. Los peces adoran estos sitios, zonas donde se sienten mas protegidos, están mas tranquilos y tal vez si lo preparamos correctamente, les podremos pillar, ya que habrán bajado la guardia por estar en lo que ellos creen un sitio seguro. Por lo que a continuación nos gustaría compartir con vosotros, algunos de los sistemas que empleamos, en zonas de pesca con obstáculos.

    Antes de empezar con los distintos sistemas, que tenemos a nuestra disposición, hay que conocer unas reglas, como practicantes de la pesca sin muerte, está bajo nuestra responsabilidad, el asegurarnos que la zona de obstáculos/enganches que elegimos, no sea tan densa que acabemos perdiendo la mayoría de las capturas, sea con el sistema que sea. Si no lo hacemos, estaremos malgastando nuestros montajes, pero aun peor estaremos dañando los peces innecesariamente, algo que hay que evitar en todo momento.

Reconocimiento del terreno:

Antes de elegir nuestro montaje, cebo o cualquier otro componente de nuestro sistema de pesca, necesitaremos identificar, el tipo de obstáculo, al cual nos enfrentaremos, tal vez podamos ver unas ramas en la superficie del agua, esta será nuestra referencia visual, ¿pero que hay en cuanto a debajo de la superficie?. Esto es lo que tenemos que examinar y averiguar antes de pescar. Lo de lanzar a fondo perdido no nos servira de nada en este tipo de escenario. Es importante saber hasta que punto, llegan esas ramas debajo del agua, para saber como de próximos podemos lanzar nuestros montajes.
Horizon Marker Fox
Simplemente atando un viejo plomo a nuestra línea, podremos lanzarlo hacia nuestro obstáculo y luego arrastrándolo hacia nosotros, empezando mas bien desde la zona mas lejana al obstáculo y acercándonos poco a poco, hasta que podamos estar absolutamente seguros, que sabemos los limites del posible enganche. Una vez hecho y aunque no se pueda ver ningún otro obstáculo, vale la pena pasar unos minutos con el mismo montaje de plomo, averiguando lo que hay en nuestros alrededores, e incluso podemos señalizar algunos con una boya marcadora, toda esta información nos ayudara no solamente en la colocación de nuestro montaje, sino también será información muy importante en el momento de enfrentarnos con algún pez de tamaño, que seguramente huirá en la dirección de este.
Lectura de sonda

Con la pesca con obstáculos, es imprescindible que sepamos de antemano, como intentaremos llevar a cabo la lucha, para controlar al pez ya que habrá momentos en los que necesitaremos aplicar mas presión a través de nuestra caña, para desviar el pez y si no hemos guardado esta información, es mas que probable que fallemos en nuestros intentos. Si pescáis en el mismo pantano habitualmente, tal vez seria aconsejable dibujar unos pequeños esquemas de estas zonas, añadiendo información cada vez que sea necesario. Si sois varios amigos y compartís vuestra información, rápidamente obtendréis una base de datos muy importante, que os puede ahorrar horas en el momento de determinar donde pescar. Claro que lo ideal seria usar una embarcación junto con un sonar. Muchos pescadores tienen la impresión de que las sondas sirven para localizar los peces y es correcto hasta cierto grado, pero nosotros preferimos emplearla para interpretar la orografía de nuestra zona de pesca y por supuesto la localización de los obstáculos y enganches. Con esta podremos averiguar todo tipo de datos interesantes. Otra consideración a tomar en cuenta, es la de visitar a nuestros embalses preferidos, cuando los niveles del agua están bajos, muchas veces podremos fotografiar zonas, que normalmente están ocultas bajo la superficie del agua, no hay mejor forma de reconocer el terreno, que por nuestros propios ojos e incluso podremos aprovechar la ausencia de agua, para limpiar zonas de arbustos muertos u otros tipos de elementos con vistas a poder pescar allí en el futuro. Habréis notado que hemos dicho arbustos muertos, jamás debemos cortar o mover plantas vivas.
Lectura de sonda

Equipo y su montaje:

    Con este tipo de pesca necesitaremos prestar especial atención, a la forma de montar nuestras cañas, si estamos pescando en la vecindad de posibles enganches lo ultimo que deseamos es permitir que el pez pueda sacarnos, metros de hilo y alcanzarlos. Para evitar esto es necesario emplear equipo fuerte, carretes con buenos rodamientos, engranajes y frenos, nuestra caña también tiene que ser potente para poder desviar a estos fuertes luchadores y sobretodo, estas necesitan estar montadas en un soporte fuerte.
Caña Fox de Titanio

Carrete Daiwa InfinityCuando estamos pescando en las proximidades de algún tipo de obstáculo ajustaremos el freno del carrete o el sistema de baitrunner de forma bastante firme, asegurándonos de no pasarnos, ya que podríamos perder la caña. Al mismo tiempo hay que entender que con este sistema, necesitamos estar muy atentos y sentados al lado de nuestras cañas. Durante la batalla, también ajustaremos los frenos de forma contundente pero sin pasarnos, ya que podríamos provocar la  rotura del hilo, pero si lo suficientemente ajustado, como para evitar que el pez pueda sacar hilo de más innecesariamente, esto se hace más imprescindible cuanto más cerca de un  enganche pesquemos. Los peces conocen realmente bien sus dominios y algunos son muy listos e intentaran refugiarse dentro de la protección proporcionada por los obstáculos sumergidos. Cuando tenemos una picada empleando el sistema que acabamos de explicar, esta suele ser bastante violenta, por lo que el soportacañas o trípode lo ataremos al suelo con unas gomas y pinchos tipo camping, además  las cañas las colocamos asegurándonos, que la primera anilla quede detrás de nuestra alarma, así esta nos puede servir como tope, pero esto no tiene que ser necesariamente suficiente y hemos observado en mas de una ocasión como la caña rebota contra la alarma y sale volando, para evitar esto emplearemos algún tipo de agarra-cañas, en el mercado podremos encontrar varios de calidad, como el Rod Lock de Fox international o el agarra-cañas de John Roberts. Nuestros equipos no son baratos y es imprescindible usar los equipos correctos para proteger nuestras cañas y evitarnos una desagradable sorpresa.
Agarra cañas Fox

    Nuestro sistema de indicación de picada, debe de ser ajustado, de la forma más sensible posible. Es más que probable, que con un pez de tamaño, tendremos que luchar para poder desviarlo, lo antes posible, del peligro del enganche, a aguas mas abiertas donde podemos continuar con la lucha de una forma más normal, al hacer esto estaremos poniendo nuestros equipos a prueba, una de las consideraciones importantes que debemos hacer, es la selección correcta, de la caña a usar. Necesitamos tener una caña fuerte, con buenas cualidades de absorción del golpe, una caña en la cual podemos tener total confianza. Muchas veces cuando hablamos con otros pescadores aquí en España y tocamos el tema de las cañas, los pescadores creen que las cañas que usamos son caras, hay que entender que estas cañas están construidas de materiales de ultima generación y que aunque parecen muy finas y débiles, son todo lo contrario, realmente muy fuertes especiales para la pesca de grandes ejemplares y aquí se hace imprescindible usar los materiales adecuados, al mismo tiempo vemos que hay una gran confusión, en el momento de elegir una caña. Una caña puede variar mucho y actuar de forma totalmente distinta, aunque tenga las mismas características, como largo y potencia, al final del día, normalmente la calidad de muchos materiales se verá reflejada en el precio (aunque afortunadamente no siempre) Hay una gran variedad de marcas de calidad y cada día podemos ver mas opciones, con la introducción de nuevas y buenas marcas. Y si comparamos los precios de estas cañas, con las de coup, realmente no lo son. Cuando nos referimos a una caña fuerte, esto no quiere decir una caña muy rígida, como un palo, sino uno que nos permita trabajar el pez sin permitir la salida de demasiado hilo. La caña debe permitirnos trabajar el pez, controlando las fuertes huidas y no “a lo bruto” simplemente, intentando arrastrarlo hacia nosotros, lo que provocaría  la rotura del hilo o que arrancásemos el anzuelo de la boca del pez .

     Debido a la infinidad de variantes de escenario y tipo de obstáculo sumergido seria imposible explicar exactamente lo que tenemos que hacer en cada momento, pero hay algunas formas de trabajar a los peces que si nos gustaría detallar. Una de los sistemas que usamos  para la pesca con enganches y cuando estamos pescando en aguas bastante profundas (más de 4 metros) es la de que en el momento de levantar la caña, tras recibir una picada, con la mano izquierda atrapar la bobina del carrete impidiendo la salida de hilo por completo, durante unos segundos e incluso podemos dar uno o dos pasos hacia atrás al mismo tiempo, si reaccionamos rápidamente es posible que pillemos al pez en un momento de confusión, haciéndo mas fácil el dominar esos primeros e importantes segundos de la batalla, con esto le obligamos a subir desde las profundidades, a aguas mas abiertas y a la vez, apartándolo del posible peligro de los enganches situados más abajo, una vez allí es posible continuar  la pelea, más cerca del superficie. Este sistema nos ha dado muy buenos resultados.

    Con un obstáculo sumergido nos pueden ocurrir varias cosas, desde simplemente que quede enredado parte de nuestro montaje, sea el plomo o algún tipo de clip, o que el bajo o la línea dé varias vueltas alrededor del enganche, ya sean árboles, piedra o plantas acuáticas, dejándonos completamente bloqueados, sin poder sentir el pez al otro extremo de la línea, o también ocurre que da contra algún tipo de superficie cortante y corta el hilo. Para poder enfrentarnos a estos tipos de escenarios podemos emplear diversos tipos de montajes, que aumentan nuestra posibilidad de éxito.

Montaje de Plomo:

Tanto en zonas de algas, zonas de arbustos o ramas de algún tipo, la selección de nuestro montaje de plomo es importante. Cuando estamos  pescando en este tipo de escenarios nos gusta emplear dos tipos de montajes de plomo, el primero se monta de la siguiente forma.

 Flatliner y Skyliner en línea:

Plomo FoxAl emplear un plomo tipo flatliner o el nuevo skyliner podemos pasar nuestro hilo por dentro del plomo y así con este sistema, evitamos la necesidad de usar clips o perlas para fijar el plomo al montaje, de esta forma conseguimos un montaje que podríamos decir que es más bien uniforme en su construcción, sin ningún componente que sobresalga. Estos plomos, al tener una forma alargada, son mas fáciles de sacar de entre enganches u obstáculos. En la construcción de este tipo de montaje, añadimos un neopreno cónico y este también colabora, al ser de forma cónica y superficie lisa puede deslizarse fácilmente por entre las algas o desenredarse con mas facilidad de un obstáculo. Las propiedades deslizantes que obtenemos son muy buenas con este sistema, pero también tenemos desventajas, en este caso, al pasar el hilo por el centro del plomo, este siempre formará parte del montaje y solamente se puede liberar cuando se nos parte el hilo, al estar conectado de esta forma, es posible que en ocasiones, este mismo plomo se verá atrapado en los enganches, sin ninguna posibilidad de sacarlo.

Otra posibilidad es la de fijar el plomo con algún tipo de clip o perla/mosqueton, pero el problema aquí es el que, al fijar el plomo con un clip aumentamos el volumen del montaje, incrementando el posible enredo en los enganches.  Para ayudarnos con este problema hay unos nuevos clips en el mercado que nos permiten usar plomos convencionales, del tipo que llevan un perrillo incorporado sin tener este tipo de problema.

Clip Antienganche:
 
Clips seguridad FoxLo ideal al emplear un plomo con perrillo incorporado, es que nos podamos desprender de él en el caso que quede trabado, años atrás, lo hacíamos atando el plomo a un clip o perrillo con un hilo de poca resistencia, cuando este quedaba enganchado, el hilo se partía con facilidad y continuábamos con la lucha. Pero es bastante obvio que al unir el plomo con un hilo de poca resistencia la distancia a la cual se le podía lanzar se veía bastante reducida, igual que el peso del plomo. Como con todos los aspectos de esta pesca, la necesidad, ha sido la responsable de la evolución de nuevos productos, uno de ellos y que nos sirve perfectamente con la pesca de enganches es el Clip Antienganche, éste ha sido especialmente diseñado para este tipo de pesca, debido a la forma de acoplar el plomo al clip, en caso de que quedase enganchado, el clip cede, liberando el plomo. Si observáis bien este clip, comprobareis que la parte que retiene el plomo, es más gruesa en la parte posterior, de esta forma podremos emplear plomos de hasta 114gr. Una vez que hayamos colocado el plomo a  usar, cerramos el clip mediante un neopreno cónico, al cual también se le puede añadir tubo antienredos.

Para hacer funcionar correctamente este sistema necesitamos montarlo correctamente. Primero, mojar el clip antes de colocar el neopreno conico, evitando una unión en seco, y segundo ajustar el neopreno sobre el clip, según la resistencia que queremos emplear para retener el plomo. En esta parte del clip, observaremos que lleva varias ranuras, estas nos facilitarán  este ajuste.

Pasamos ahora a la parte delantera del clip, donde se sujeta el perrillo. Es importante emplear el perrillo correcto, para que el sistema funcione adecuadamente. Con este clip antienganche empleamos un perrillo nº 8, Una vez que hayamos atado el bajo línea y conectado el hilo del carrete, tiramos del hilo, encajando el perrillo dentro del clip antienganche, esto lo debemos hacer hasta que sintamos un pequeño ruido de haber encajado. Queremos que este perrillo quede atrapado dentro del clip, en el momento de que el plomo tenga que liberarse, por lo que deseamos que la parte que sujeta el plomo sea la zona más débil y no la salida del perrillo del clip.

Sabemos que desde que empleamos este tipo de montaje, ha aumentado él numero de capturas especialmente en zonas de enganches. Pero lo más importante es que sabemos con total confianza que no estamos causando daños innecesarios, por culpa de pescar en este tipo de escenarios.

Protección del hilo:

Quicksilver de KrystonAparte de los ajustes en el montaje de plomo, otra consideración importante es la de la selección del hilo a usar o formas de protegerlo. Creemos que es bastante obvio que cuando estamos hablando de pescar en zonas de obstáculos, nuestro hilo de carrete será puesto a prueba. Una característica importante respecto a los hilos, es la de que no es suficiente el simple hecho de aumentar el diámetro o emplear hilos con mayor resistencia en kilos. Cuando estamos hablando de hilos de pescar, podremos encontrar muchas y distintas marcas en el mercado y al mismo tiempo una gran diferencia en los precios, cuando estamos practicando la pesca con enganches, nos interesa saber, no solamente la resistencia en kilos que tiene el hilo, sino también la calidad de la resistencia al roce que este nos ofrece, que en si mismo es un tema totalmente distinto, para empezar os aconsejamos que empleéis un hilo resistente al roce como el que hemos estado usando durante bastantes años el Berkley Big Game, Krystonite o Camo line de Prologic. Pero aunque empleemos hilos de muy buena calidad, tal vez necesitaremos protegerlos aun más. Es obvio que al menos los últimos metros de nuestro hilo recibirán mayor posibilidad de daños, Para ayudarnos en este problema, podemos emplear uno de varios sistemas.

Tubo Antienredos:

    Aparte de evitar enredos de nuestro bajo línea, también podemos emplear este tipo de tubo para proteger los últimos metros del hilo, entonces seria aconsejable emplearlo mas largo de lo normal. Incluso podemos emplear unos nuevos tubos como el que podeis ver en la foto, un Tubo Protector, este tubo no solamente evita enredos sino que esta construido de materiales trenzados y muy resistentes al roce, un tubo sin memoria y que tienen una flotabilidad negativa, por lo que queda bien pegado al fondo hundiendose rapidamente. Pero habrá ocasiones en las que necesitemos proteger algo mas que los últimos metros y esto lo podemos hacer de varias formas.
Tubo protector El Carpón

Armadura liquida:

    Este es un  liquido que proporciona una capa de protección contra el roce, aumentando hasta 300% mas la resistencia a la abrasión en algunos hilos. Es fácil de emplear, simplemente bastará aplicar un poco entre los dedos y untarlo directamente al hilo, esto lo podemos hacer, a los metros que veamos necesarios. 

Bajos de línea “estilo cola de rata”

    Cada de vez en cuando nos encontramos en situaciones donde están presentes paredes o lajas de pizarra, bancos de almejas u otros tipos de obstáculos con aristas afiladas, los que habéis pescado en tales zonas, sabréis que cortan nuestros hilos, a veces a muchos metros de nuestro bajo línea, creemos que realmente no existe un hilo monofilamento que pueda con este tipo de terreno, especialmente cuando está tensado durante la lucha con un pez de tamaño. Pero para no rendirse ante este tipo de problemas, podemos emplear unos trenzados muy especiales, el Quick Silver de Kryston o el Armadillo de Fox, vienen en bobinas de 20 o 25 metros y hay ocasiones en las que conectamos la bobina entera al hilo del carrete. Están fabricados con fibras muy resistentes a la abrasión como el kevlar, un material tan resistente, con el que se hacen incluso los chalecos antibalas. Este puede rozar contra piedras, almejas y pizarra muchas veces antes de partirse. Pero al emplear este sistema hay que acordarse de ciertas reglas.  Para unir este trenzado al hilo del carrete necesitaremos emplear el nudo adecuado, lo que es más necesitamos asegurarnos que el nudo que empleemos pueda deslizarse por nuestro montaje de plomo, en el caso que haya una rotura en el hilo monofilamento, si no lo hacemos, corremos el riesgo de que el pez tenga que nadar con el plomo enganchado, y eso junto con los metros del hilo trenzado. Esto es de suma importancia.

Para conectar estos dos hilos empleamos el siguiente sistema.

1.    Colocamos los dos hilos uno al lado del otro
2.    Con el hilo Quick silver, formamos una coca y pasamos el extremo del hilo alrededor del hilo Monofilamento y por dentro de la coca.
3.    Mojamos el nudo y lo cerramos, pero no del todo
4.    Con el extremo del hilo monofilamento formamos otra coca y repetimos el ejercicio pero esta vez pasaremos el hilo unos 4 o 5 veces.
5.    Mojamos y cerramos el nudo, pero no del todo
6.    Estirando de los dos hilos que hemos conectado acercamos los dos nudos (corredizos)
7.    Una vez que se han unido cerramos los nudos
8.   Para obtener un terminado sin aristas y para asegurarnos que esta unión queda bien fija, añadimos unas gotas del Pegamento rápido Bondage. Este lleva incorporado goma, lo que le proporciona una capa de  protección y que a la vez se desliza fácilmente por las anillas de nuestras cañas.

Nudo paso a paso


Este nudo puede ser empleado, tanto para unir dos monofilamentos, trenzado a monofilamento o dos trenzados. En todo caso con la pesca en zonas de este tipo, necesitaremos prestar continua atención a nuestro hilo, hemos visto como muchos pescadores han obtenido una captura, durante la lucha, el pez roza contra obstáculos sumergidos e incluso queda atrapado durante unos instantes, el pescador logra sacarlo de entre los enganches y acaba ensalabrándolo. Tras su pesaje fotos y retorno al agua el pescador coloca inmediatamente un cebo nuevo y lo lanza al agua. Es de suma importancia que examinemos nuestro hilo tras cada captura, e incluso cada vez que recojamos el montaje, puede haber daños que son fácilmente reconocibles al tacto entre los dedos o por el ruido que hacen cuando pasa por las anillas de las cañas. Si no lo hacemos tendremos posibles puntos de debilidad en nuestro equipo de pesca y podéis estar seguros que os costará la perdida de alguna capturas si no lo hacéis.

Hemos contemplado distintos sistemas que podemos emplear en zonas con obstáculos o enganches, que podríamos llamar fijos, ahora nos gustaría considerar otro tipo de escenarios que también se podrían llamar enganches, zonas del fondo con bancos de algas densas, de poca altura, o fondos donde puede haber una acumulación de vegetación, especialmente en los meses de otoño e invierno, cuando muchas de las hojas de los árboles acaban en el fondo, este tipo de obstáculos aunque no nos causa demasiados problemas en el momento de luchar con el pez, si nos puede complicar la forma de presentar nuestros bajos de línea. Nos estamos refiriendo a cuando nuestro bajo de línea junto con el anzuelo hacen contacto con este tipo de fondo.

RIG FOAM ,  montaje con esponja soluble:

Esponja densa El CarpónSabemos que las algas y plantas acuáticas,  son unas zona frecuentada por los peces, donde hallan cantidad de comida natural, como pequeños crustáceos, camarones, almejas, caracoles, sanguijuelas etc. Este tipo de alimento natural, les es irresistible a los peces, por lo que seria un buen lugar para pescar. El problema siempre ha sido, el  de como presentar nuestro montaje en tal escenario, sin que se nos quede enganchado en el fondo. Nuestro anzuelo solo tiene que tocar un fondo de algas de este tipo para que sea mas que probable, que la punta se quede enganchada con ellas. En artículos anteriores hemos explicado como usar bolsas de PVA, colocando todo el montaje a usar dentro, junto con algunos cebos, este tipo de montaje es ideal para lanzar en este tipo de escenarios. Pero hay un problema con este sistema. Al tener un mayor peso y volumen, es más difícil de lanzar a distancia. Claro si tenemos el lujo de ser dueños de cañas muy especializadas, esto no será tan complicado, pero en general no es así. Aquí llegamos a un nuevo producto que hemos estado empleando durante los últimos meses, Esponja Soluble. Esta esponja funciona tal como lo indica su nombre, una esponja, que una vez sumergida en agua disuelve. Para nosotros como pescadores este simple invento es ideal para pesca en zonas de enganches y lograr una presentación perfecta, teniendo la confianza que nuestro anzuelo no esta enganchado en el fondo. Lo emplearemos de la siguiente forma.

Una vez que hemos hecho nuestro bajo línea y hemos colocado el boilie, simplemente doblamos una pieza de esponja soluble y la ensartamos en el anzuelo, asegurándonos  que la punta del anzuelo quede cubierta. No podría ser más sencillo.

Cuando lanzamos esto al agua, el peso del plomo llevara el montaje al fondo, pero esta esponja es muy flotante, tal como podéis observar en las fotos, tan flotante que puede mantener dos boilies elevados en el agua y por encima del fondo. Poco a poco la esponja empieza a disolver perdiendo al mismo tiempo su flotabilidad, este entorno hace que nuestro anzuelo baje lentamente, con suavidad, hasta quedar en el fondo. E incluso podemos lanzarlo en aguas abiertas cerca de bancos de algas y una vez en el fondo arrastrarlo hasta que sintamos el comienzo de las algas, permitiéndonos presentar un cebo, en un lugar muy atractivo, claro que estos ajustes los tenemos que hacer rápidamente, antes de que se disuelva. Y por lo tanto necesitaremos un buen conocimiento de la zona donde estamos pescando.
 
Hilos Trenzados:

    Otro material que empleamos en escenarios de enganches es el hilo trenzado para el carrete. Hay algunas marcas como el Hypron de DAM que es flotante, esto nos puede ser muy útil en zonas de posibles enganches, especialmente cuando estamos pescando a cierta distancia. Al mantenerse en la superficie, evita problemas de contacto con los enganches, otra ventaja con el uso de hilos trenzados es la de poder emplearlos en diámetros mas reducidos y aun mantener una alta resistencia. Pero hay que tener cuidado en el momento de seleccionar el hilo adecuado para este tipo de pesca. Muchas veces a lo largo de la lucha con un pez de tamaño, este está en contacto con los últimos metros de hilo, si empleamos un trenzado demasiado fino, este al estar muy tenso puede cortar como una cuchilla, personalmente no nos gusta emplear trenzados con un diámetro inferior a 0.28mm. Con un hilo de este diámetro no dañaremos al pez, pero sí  nos sirve para el momento de tener que pescar entre las plantas acuáticas. Un hilo de este diámetro bajo tensión, es capaz de cortar las algas, muy útil cuando el pez decide investigar estas zonas.

Ya que hemos protegido todo nuestro montaje para poder pescar en zonas de obstáculos, deberíamos continuar con la protección de nuestro bajo de línea, igual que empleamos Quick Silver  como “cola de rata” o puente anti-roce, lo emplearemos para el bajo línea.

A lo  largo de este articulo hemos estado comentando que tendremos que poner nuestro equipo continuamente a prueba, examinando cada componente para asegurarnos que están en condiciones, para poder pescar en tales escenarios. Cañas, carretes, hilos, montajes de plomo y bajos de línea, todo lo tenemos que examinar pero él ultimo componente de estos sistemas es sin duda el anzuelo. Sabemos que es mas que probable que tendremos que desviar el pez o lo que es lo mismo, trabajarlo de una forma bastante contundente, la selección de un anzuelo correcto es primordial, tanto en tamaño como en su fabricación. Para este tipo de pesca, solemos emplear anzuelos del tamaño 2 o 4 como norma general, empleamos los anzuelos de boilie de El Carpón, estos anzuelos tienen una apertura grande y están fabricados de un acero muy fuerte o la Serie 3 de Fox, este anzuelo ha sido especialmente diseñado para situaciones cuando es nesesario clavar y sujetar, construido de un alambre gueso es casi imposible que estos anzuelos puedan abrise, estos dos tipos de anzuelos son extremadamente afilados. Con estos, sabemos que una vez clavado se puede ejercer  mucha presión, jamás se nos ha roto uno.

Paciencia

 Aunque hacemos todos los preparativos que podemos, es habitual que de vez en cuando un pez alcance la protección de unos obstáculos y se enganche, cuando esto ocurre, intentamos mantener la presión a través de la caña  y así obligar al pez a salir por el mismo camino por donde ha entrado, si sentimos que estamos consiguiendo mover el pez un poco, no dejamos de aplicar presión e intentamos obligar al pez a continuar moviéndose hasta que logramos sacar completamente de entre los obstáculos. Pero no siempre funciona así y de vez en cuando, el pez queda bien enredado en los enganches. A lo mejor aun podemos sentir pequeños movimientos a través de la caña, pero sabemos que no estamos en contacto directo con el pez. Cuando esto ocurre y no logramos mover al pez, es aconsejable colocar nuestra caña en nuestro soporte y tener un poco de paciencia, si conectamos nuestro tensor de hilo y alarma sabremos al instante si el pez comienza a moverse, en muchas ocasiones es el mismo pez  el que sale por su propia cuenta. En el momento que observemos cualquier movimiento debemos reiniciar la batalla inmediatamente. (No siempre funciona pero muchas veces sí.)

Como practicantes de la pesca sin muerte nuestra responsabilidad no acaba con el simple hecho de devolver nuestra captura al agua, debemos serlo en todos los aspectos de nuestra pesca, si estamos pescando en zonas de enganches y se nos engancha el pez, lo normal es que el pescador tire del hilo para partirlo. Antes de hacer esto siempre debemos estar completamente seguros de que no podemos sentir ningún tipo de movimiento al otro extremo de nuestro hilo, tenemos que estar completamente seguros de que está completamente enredados con alguna rama u otro obstáculo  y cuando tiramos para partir lo estamos haciendo únicamente contra el obstáculo y que no hay ningún contacto con el pez. De esta forma podemos estar seguros de que no estamos causando daños de mas a los peces. Siempre debemos estar preparados y tener entre nuestros equipos un bote de Klinik, una solución antibacteriana que podemos aplicar a cualquier tipo de herida y así evitar posibles infecciones. Repetimos lo ya comentado, hay que estar seguros de que podrán sacar un pez de entre los enganches que hemos elegido como zona de pesca, e incluso en algunos escenarios ni siquiera intentaran pescar en tal zona, sin el uso de una embarcación, por las siguientes razones.

Peter Staggs

Embarcación:

Si un pez se nos queda enganchado en un obstáculo podremos acercarnos para intentar librarlo con la barca, una de las mejores formas de hacer esto, es la de salir con el bote y colocarnos directamente por encima del pez, al estar por encima podemos intentar de levantar el pez directamente hacia la superficie y no tirando con un ángulo agudo respecto a la orilla, esto funciona especialmente bien en zonas de algas y plantas acuáticas densas. Incluso hemos empleado la barca para simplemente librar un pez de un enganche con las manos.

Otra consideración cuando llega el momento de tener que partir el hilo a causa de un enganche, es la de acercarnos con la barca antes de tirar para partir, al hacer esto podremos recuperar hilo de más que tal vez perderíamos si intentáramos partirlo desde la orilla, no solamente recuperamos el hilo de nuestro carrete sino también evitamos que haya metros de hilo conectado a las ramas y que a su vez se convertirían en un obstáculo mas, e incluso una trampa para animales. Hay algunos puestos con enganches u obstáculos en algunos pantanos, que tienen fama y son visitados por muchos pescadores, imaginen como estará esa zona cuando estos pescadores repetidamente tiran a romper. Claro que finalmente los monofilaméntos se pudren y se rompen, pero que hay en cuanto a los trenzados, sabemos que hay muchos pescadores que emplean este tipo de línea para la pesca, sabemos que estos hilos son caros, pero al mismo tiempo los fabricantes de estos materiales nos explican que solamente lo tendremos que cambiar cada tantos años debido a su gran resistencia y larga vida. Si empezamos a llenar los enganches con hilos de este tipo, seguro que nos perjudicaran en el futuro.

Esperamos que con este articulo, os hemos ayudado a mejorar vuestra pesca en zonas de enganches pero sobre todo esperamos que penséis y elijáis  bien la zona de enganches donde pescar, respetando en todo momento el entorno y asegurándonos de no estar causando daños innecesarios a los peces ni a la naturaleza.

 
< Prev   Next >