El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
Advertisement
Principal arrow Artículos arrow F. Javier Mármol arrow La foto perfecta

La foto perfecta PDF Print E-mail
Written by F. Javier Mármol   
Para los adeptos del carp fishing, y en general de la pesca deportiva, cada día toma más relevancia la realización de fotos de nuestras capturas (trofeos) con calidad y cierto toque profesional.
Como practicantes del Captura y Suelta, la cámara de fotos, se ha convertido en una parte esencial de nuestro equipo, siendo el álbum de fotos, el medio que tenemos de almacenar para la posteridad, nuestros records; y la forma gráfica de recordar esos momentos inolvidables que pasamos pescando en las orillas de los pantanos y ríos de nuestra geografía.

Cámaras digitales

Atrás quedaron ya, afortunadamente, esos años en los que estaba de moda llevarse el pez capturado para enseñarlo en el bar de turno y vacilar de lo buenos pescadores que éramos, para después tirarlo en el contenedor más próximo.

Pero cuantas veces, después de pasar muchas horas e incluso días esperando una picada, nos hacemos la foto de rigor, y tras revelarla, comprobamos con enfado que no ha salido tan bien como creíamos: está desenfocada, parte del pescador o del pez aparece cortada, etc.
En estas páginas vamos a intentar dar unos pequeños consejos para evitar sorpresas desagradables y que nos podamos sentir orgullosos de nuestro álbum personal.

Elección de la cámara:

Tarjeta memoriaMuchos aficionados a la fotografía se encuentran ante la disyuntiva: ¿Qué cámara debo comprar? Creo que la respuesta depende mucho de ciertas variables que se deben tener en consideración, tales como precio, facilidad en el manejo, calidad de imagen, objetivos, funciones, utilización, etc.
Se han escrito muchas páginas sobre la conveniencia de elegir entre una cámara SLR de 35mm. o una Digital. Ambas tienen sus pros y contras y la elección final va a depender de nosotros mismos, aunque con la masiva aparición de las digitales, su gran bajada de precios, avances técnicos y las facilidades que estas presentan, hace que la balanza se decante hacia su lado.
Si nos decantamos por una reflex de 35mm., cualquiera de las siguientes marcas: Nikon, Canon, Minolta, Pentax, Fuji, etc. puede resultar  una excelente cámara para fotografía de pesca.
Dejando atrás el tema del objetivo, que desarrollaremos más adelante, el cuerpo de la cámara debe ser auto foco, tener flash incorporado y a ser posible auto disparador. Esta última función, nos será de gran ayuda en aquellas sesiones de pesca en las que nos encontremos solos, y será la única manera de poder hacernos una foto sin la ayuda de nadie. Por otro lado, y gracias a los avances en el campo de la fotografía, estas funciones, están presentes en la mayoría de las marcas del mercado, con lo que no será difícil encontrar una cámara con estas características.

Si hablamos del cuerpo de la cámara, no es necesario gastar una cantidad grande de dinero en uno profesional, ya que si solo vamos a utilizar la cámara para fotografiar capturas y acciones de pesca, un cuerpo con las funciones anteriormente citadas será suficiente.
Las funciones extra de los cuerpos profesionales o semi profesionales, no nos serán necesarias para este tipo de fotografías, y la diferencia en precio puede llegar a ser de hasta el triple.
Si dijéramos que una cámara reflex semi profesional hace las fotos 3 o 4 veces mejor (que es la diferencia que hay en precio) no tendríamos más remedio que gastarnos el dinero. Pero la realidad es que las fotos son muy parecidas en cuanto a calidad, y la diferencia existente en precio, se debe más a la calidad de los componentes de la cámara, las de alta gama utilizan aleaciones de magnesio en vez de plástico, suelen ser estancas (impermeables), pesan menos, y poseen algunas características avanzadas para uso profesional, que a la calidad final de la fotografía.

DIGITALES

Canon EOS 1D Mark IIHace unos años las diferencias en el precio entre unas y otras resultaban prohibitivas, pero hoy en día, la notable reducción de las digitales las convierten en la elección perfecta.
La principal ventaja de las cámaras digitales es su calidad. El dispositivo sensor que es el encargado de convertir la imagen que entrega la lente (que toma el lugar de la película) ha experimentado un gran aumento de resolución, velocidad y sensibilidad. Estos sensores son como una especie de celdas fotoeléctricas que ante la luz generan corriente. Se llaman CCD. En la actualidad, estos dispositivos necesitan una exposición muy corta para generar corriente, y es una de las principales diferencias con las digitales antiguas.
El otro gran cambio es lo que se llama Megapixel. El píxel es la unidad mínima de información de una imagen digital, para ser más gráfico son los cuadraditos que se ven en una imagen cuando la ampliamos mucho. En los equipos viejos, cada CCD, tomaba la información de un píxel, por lo tanto se necesitaban muchos CCDs, lo que lo hacía costoso y lento. Con el megapixel, el CCD procesa muchos píxeles, aumenta la resolución, la velocidad y bajan los costos de producción. Hoy en día la resolución de una digital de precio asequible, oscila entre los 3 y los 7 megapixels.
También ha mejorado algo que no tiene que ver con la cámara en sí, y son las impresoras. El aumento de calidad, su simplicidad de uso y la bajada de precios de estas impresoras permite que muchas personas compren cámaras digitales en lugar de reflex, ya que pueden llevar a papel cualquier foto sin tener que mandarla a revelar.

La otra gran ventaja es que al desaparecer el revelado y con la excelente calidad de las pantallas visoras, el fotógrafo tiene una respuesta instantánea de su toma, lo que le permite poder repetirla en el acto, en caso de que no haya salido bien, sin tener que ir a un laboratorio. El ahorro de tiempo es considerable, evitamos sorpresas desagradables y el ahorro de dinero no es nada desdeñable, ya que en caso de querer tener copias en papel solo imprimiremos aquellas que más nos gusten sin necesidad de revelar un carrete completo.

La otra razón importante del éxito de las cámaras digitales es la preservación del medio ambiente. El proceso de fabricación de los films y su posterior revelado necesita una cantidad apreciable de productos químicos. Estos últimos en general son arrojados al sistema de alcantarillado (sin tratamiento previo), llegan a los ríos, contaminan las aguas y destruyen el delicado ecosistema de nuestra Tierra.

Con la popularización de las digitales podemos sacar fotos de esa estupenda captura sin tener que sentirnos culpables. No vamos a estar devolviendo los peces al agua por un lado, y después contaminándola indirectamente por otro.

 OBJETIVOS
ObjetivoUna cámara reflex convencional permite una gran variedad de cambio de objetivos de diferente focal, como angulares, teles y zooms. Quizás esa sea su principal ventaja. La cámara digital no tiene esa posibilidad y solo los modelos profesionales aceptan estas modificaciones pero su costo es todavía muy alto. Se denominan DSLR o reflex digital. Aun así, la enorme versatilidad del objetivo que incorporan las digitales compactas, (mayor o menor según el modelo) puede suplir esta carencia ya que, dicho objetivo suele ser capaz de dar muy buenos resultados desde macro hasta un angular moderado. Para fotografías de peces con reflex convencional, nos decantamos por objetivos estándar o zooms centrados alrededor de esta focal, como los 28-80, 35-70 o similares. Si por el contrario queremos realizar fotografías con una gran profundidad de campo, utilizaremos objetivos gran angular como el 15-30 ya que son muy luminosos, y con ellos conseguimos que el primer término (el pescador y el pez) aparezca muy nítido con el fondo (paisaje) también enfocado. De todas formas, si no queremos hacernos un lío con tantos nombres y números, lo más aconsejable es decir en la tienda de fotos el tipo de fotografía que vamos a realizar, y los profesionales de la tienda nos dirán que objetivos son los más adecuados para dicho tipo.

FLASH:

A pesar de que la mayoría de las cámaras presentes en el mercado, ya sean reflex o digitales, poseen un pequeño flash que salta cuando la toma lo requiere, la necesidad de comprar un flash externo de mayor potencia resulta imprescindible.
La explicación es muy sencilla: aunque el flash de la cámara hace fotos muy razonables en horas de poca luz como el atardecer o incluso la noche, en las cuales el índice de capturas es mucho mayor, la mayoría de la luz que produce acaba en el centro de la toma, siendo el resultado final una foto con el centro del pez un poco descolorido y con los bordes oscurecidos, perdiendo detalles de la cabeza y cola. Este problema desaparece con las unidades externas debido a su potencia extra y mayor separación de la cámara debido a su tamaño, ampliando el radio de acción del mismo, y haciendo un mejor reparto de luz en toda la fotografía. Los modelos modernos presentes hoy en día,  conocidos como TTL, trabajan junto con la cámara, buscando la mejor combinación de velocidad, intensidad de luz y apertura de diafragma.
Flash

Ahora que conocemos un poco mejor los distintos aspectos, ventajas y carencias de los modelos a elegir: reflex o digital, vamos a dar algunas sugerencias y trucos para asegurarnos que hacemos excelentes fotos a nuestras capturas.

La luz:
Una norma básica que conoce todo buen fotógrafo es ubicarse para realizar la foto con el Sol siempre a su espalda y la persona que se va a fotografiar con su captura siempre de cara al Sol, no importa que esté nublado ya que siempre hay mayor cantidad de luz que proviene de la zona donde está el Sol. Las fotografías tomadas sin tener en cuenta esta consideración, es decir, a la inversa, serán fotos oscuras y con una baja exposición tanto del pescador como de su pez.
Otra variable a tener muy en cuenta en días soleados son las sombras. Debemos colocarnos para hacer una foto de manera que nuestra sombra o la de los árboles próximos no incidan sobre el sujeto fotografiado, ya que estropearía la luminosidad final de la toma.
La utilización del flash incluso en plena luz del día es aconsejable en aquellas ocasiones en las que esté nublado, estemos en una zona de árboles que hagan que el sujeto a fotografiar reciba luces y sombras, o incluso si lleva gorra, ya que ésta hará sombra en la cara y dificultará su correcto enfoque.
También es aconsejable en días nublados pegarse el pez al cuerpo y no separarlo para que parezca más grande, ya que así facilitaremos un enfoque más nítido del sujeto y el pez, al estar en el mismo plano y no a distancias focales distintas.

El fondo:
A veces el resultado final de una toma, que hará que sea normal o excelente, depende en un alto grado en una buena elección del fondo. Cuantas fotografías podrían haber sido perfectas y no lo son por la aparición de elementos no deseados, por ello hacemos especial hincapié en perder unos minutos en elegir una zona o paisaje que nos guste antes de realizar las fotos y no esperar a que hayamos efectuado la captura.
Cuanto más organizado lo tengamos todo, menos tiempo tardaremos en realizar las fotos y el pez podrá ser devuelto al agua más rápidamente.
Batería

Puntos de enfoque:
ControlesAl contrario que las cámaras antiguas que solo disponían de un punto central de enfoque o a lo sumo tres puntos, y que hacían que muchas fotos aparecieran borrosas en las zonas que no cubrían dichos puntos; la mayoría de las cámaras modernas presentan un amplio cuadro de auto enfoque multi punto, que cubrirá prácticamente toda la toma. De esta manera desaparece dicho problema y facilita la labor del fotógrafo que solo tiene que ubicar el punto de enfoque central en el cuerpo del pez para que la foto quede normalmente perfecta.
En este punto cabe recordar que también podemos realizar un enfoque manual, ya que la mayoría de las cámaras del mercado ofrecen esta posibilidad, aunque no es aconsejable por lo menos hasta que no hayamos adquirido una cierta experiencia en el campo de la fotografía.

Tomando una instantánea

Con estos principios básico es seguro que mejoraremos notablemente la calidad de nuestras fotos y no será necesario recurrir a ajustes manuales de la cámara o programas avanzados, aunque si sentimos curiosidad por experimentar un poco o dar un salto más de calidad, siempre podemos comprarnos un libro de fotografía y adentrarnos en conceptos más amplios como el enfoque manual, aperturas de diafragma, velocidad del obturador o profundidad de campo. Buena pesca y mejores fotos.

Un trofeo


 
< Prev   Next >