El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
El Carpon, material para la pesca de la carpa y el barbo
Advertisement
Principal

Preparando el invierno
Written by F. Javier Mármol   
Llega el frío, y como todos los años, muchos pescadores cuelgan sus cañas y se dedican a otro tipo de actividades como la caza, pero otros pescadores seguimos con ahínco la búsqueda de la carpa de nuestra vida. En estos meses mientras unos se dedican a limpiar a fondo sus cañas y carretes y dejar su equipo preparado para la temporada venidera,  los más osados seguimos cebando nuestros pesquiles con el único objetivo de seguir disfrutando de nuestro deporte favorito: el Carpfishing.

Si lo miramos fríamente, deberíamos escoger la primera opción y esperar a que vuelva el buen tiempo, ya que a veces, las inclemencias del tiempo, nos han dado más de un buen susto mientras pescábamos en invierno. Aunque no siempre hacemos lo más sensato, y la recompensa en forma de un gran Carpón, resulta casi irrechazable. No obstante tenemos la suerte de vivir en un país como España, cuyo clima, por norma, no es especialmente desagradable.

Normalmente sabemos que la actividad por parte de los peces desciende durante la estación invernal, pero también es de recibo, que las piezas que suelen salir del agua tienen un tamaño considerablemente superior, siendo un poco más fácil obtener un pez record. Tal vez por esto, desde octubre hasta mayo sean mis fechas preferidas para salir de pesca, y creo que no me ocurre a mi solo, ya que se de más de un buen pescador que se ha tomado las uvas de Noche Vieja mientras pescaba en uno de nuestros embalses favoritos.

Pero, ¿estamos realmente preparados para pescar en estos meses tan fríos? Recuerdo tiempos pasados pescando en invierno y teniendo que meternos en el coche con la calefacción puesta, puesto que era imposible aguantar el frío que hacia a orillas del pantano. Sin embargo también las capturas solían ser excelentes y a pesar del frío estábamos deseando volver el fin de semana siguiente.

Por esta razón no es raro ver cada vez más carperos saliendo en los meses de invierno, pero eso sí, salen mucho más equipados.

Vamos a realizar un repaso del material esencial que nos permita tener jornadas de pesca placenteras y sin sobresaltos debido al mal tiempo o al frío reinante.
Nuestro equipo constará de los siguientes elementos:

Image Bedchair:

Hoy en día se han puesto de moda estas hamacas acolchadas y que tienen la particularidad de que las podemos extender totalmente y convertirlas en cama, o dejarlas en forma de silla. De ahí viene su nombre cama-silla.
Podemos encontrarlas de una infinidad de marcas pero hay unos requisitos mínimos que todas deberían cumplir:
Su tamaño debe ser lo suficientemente amplio para que podamos descansar sin estar encogidos.
Su acolchado ha de tener varias capas de grosor y su tela fuerte y resistente pero sin llegar a ser demasiado áspera.
Como estamos en la estación más lluviosa y es cuando hay más humedad, debería de tener una funda protectora antibarro en la parte donde ponemos las botas para evitar que se pudra la tela.

Es aconsejable que tenga un número mínimo de cinco patas, no solo para dar mayor estabilidad, sino que evitaremos que se rompa, puesto que es muy fácil que nos sentemos en una zona sin patas y por consiguiente de poco apoyo.
Estas patas han de ser extensibles individualmente para poder adoptar cualquier forma, ya que el suelo de nuestro pesquil no siempre va a estar recto, y dormir inclinado puede provocar que nos caigamos o que se rompa en la caída.
Existen varios tipos de rueda manual para reclinar la bedchair en función de cómo queramos estar, pero la más recomendada es la de clip, ya que tan solo dando media vuelta ya está libre el mecanismo y no tenemos que estar apretando como si fuera un grifo.
Otros extras que deberíamos tener en cuenta y que podemos comprar a parte si no vienen en la bedchair de nuestra elección serán: un funda de transporte, que además de facilitar llevarla de un sitio a otro, impedirá que se nos moje, ya que es impermeable,  y tapones antibarro para las patas, que evitarán que se hunda en zonas con mucha humedad.

Image Sacos de dormir y cobertores de bedchair.

Hoy en día disponemos de sacos de dormir diseñados por y para pescadores. Su principal característica es el tamaño. Necesitamos un saco de gran tamaño y con cremallera en ambos lados, que nos permita una rápida salida en caso de picada. Esto nos resultaba muy difícil en los sacos de alpinista tipo momia, que para el frío eran excelentes pero su estrechez dificultaba una rápida salida.

Otro problema de estos sacos para escalada era que al ser específicos para temperaturas tan bajas, en el momento que no hacía tanto frío te asabas dentro.

Con la aparición de los sacos diseñados para pescar solucionábamos ambos problemas, porque son muy amplios y porque podemos elegir la cantidad de frío que queremos que aguanten en función de la estación del año en que vayamos a pescar. Es por ello que podemos escoger entre los conocidos como 2 estaciones, 3 estaciones o 4/5 estaciones.

La diferencia estriba en el número de capas que tiene para protegernos del frío y la elección dependerá de la zona geográfica en la que pesquemos, siendo el 2 estaciones para zonas más cálidas y el 5 estaciones para las más frías. Pero el que escojamos el 5 estaciones no implica que no podamos usarlo en primavera o en zonas cálidas, ya que dichas capas (que suelen ser de forro polar) pueden ponerse o quitarse fácilmente porque vienen con cremallera.

Otro extra de los sacos de alta gama es que vienen con almohada incorporada y además traen correas con clips para una fácil sujeción a nuestra bedchair.

Un complemento que podemos utilizar, sobre todo si nuestro refugio es tipo paraguas y esta abierto por delante, son los cobertores de bedchair. Están construidos de material altamente transpirable e impermeable, y tienen forro polar en su interior. Esto nos dará calor extra e impedirá que la humedad, ya sea ambiental o por condensación en el interior de nuestro paraguas, moje nuestro saco.

Estos cobertores podemos utilizarlos también para dormir a la intemperie en los meses más calidos.



Refugios:

Aquí se nos abre un abanico muy amplio de posibilidades y vamos a intentar resumir sus principales características.
Lo primero que debemos tener claro es si queremos un refugio individual o para dos personas, aunque a veces, podemos montar un paraguas justo al lado de nuestras cañas y una tienda en una zona un poco más alejada para evitar que con el ruido los peces se ahuyenten.

Paraguas:

Los paraguas han evolucionado en el mundo de la pesca de tal manera que podemos encontrar modelos que incluyen ventanas, puertas y suelo. Estos son los que elegiremos para estos meses. Están fabricados de material impermeable de gran resistencia y son transpirables para evitar condensaciones. Las puertas y ventanas tienen mosquiteras para evitar que entren insectos u otro tipo de animales (esto nos será muy útil en verano) y permiten que podamos ver nuestras cañas incluso con las cremalleras cerradas. También incluyen barras anti-tormenta para darle una mayor estabilidad y evitar que se rompan en caso de corrientes de aire fuertes.

Se montan muy rápidamente y la barra central se puede quitar, dejando espacio suficiente para una bedchair y todo el equipo.
Como opción existen unas fundas para invierno conocidas por el nombre de winterskin u  overwrap que nos garantizan una protección extra, además de reducir el nivel de condensación interior.

Image Tiendas:

Están diseñadas para dar un máximo de protección al pescador frente a las más severas condiciones climáticas. Sus características principales son: facilidad y rapidez de montaje, estabilidad hasta en condiciones de mucho aire y espaciosas por dentro, con capacidad para dos bedchairs y un montón de equipo.
Podemos encontrarlas de diversas formas, siendo las más comunes las que tienen forma de iglú.   

Pero tanto si elegimos una opción como otra, debemos de tener en cuenta el material de fabricación del refugio. Ha de ser nylon de 4oz a 6oz de resistencia. Tiene que aguantar una columna de agua como mínimo de 3000mm y muy importante tiene que ser transpirable, ya que este tipo de material retiene el calor pero al transpirar hace del habitáculo, un lugar seco y confortable.

Las costuras tienen que estar termo-selladas para evitar que entre el agua. Las cremalleras han de ser dobles, para poder abrir tanto por dentro como por fuera y deben tener velcro para que podamos salir rápido en caso de picada.
Existen modelos, que vienen diseñados para montar primero la parte exterior, evitando así que se moje la parte interior, que es donde vamos a permanecer mientras duren las jornadas de pesca.

Una de las características más novedosas de los últimos diseños en refugios es la utilización de aluminio en las varillas (como el usado en el fuselaje de los aviones), que aparte de ser muy fuerte y dar mucha estabilidad, reduce considerablemente el peso, y esto nos ayudará sobre todo si tenemos que desplazarnos con nuestro equipo a cuestas.

Image Ropa de abrigo:

La ropa que necesitamos en estos meses, ha de mantenernos abrigados, pero dejándonos libertad de movimientos. Esto quiere decir que no por ponernos mucha ropa vamos a estar más calientes. A veces lo único que conseguimos es estar muy incómodos, casi sin poder movernos y seguir estando helados.

Este problema se soluciona con la llegada de nuevos materiales muy ligeros pero de gran calidad y máxima protección frente a los elementos. Dicho material ha de ser impermeable, a prueba de aire y transpirable.

Algunas chaquetas o tres cuartos, traen unas cremalleras interiores en las que podemos acoplar nuestro polar, aportando calor extra. También es recomendable que tengan rejillas en la zona de las axilas para una mayor ventilación.
Otros extras pueden ser velcros, tanto para las mangas como para los bajos de nuestros pantalones o monos y elásticos, para un acople perfecto en la cintura.

Pero una parte esencial de nuestro vestuario son las botas, ya que por muy abrigados que estemos, si tenemos frío en los pies, seguiremos teniendo frío.

Las botas han de ser impermeables y fabricadas de materiales cálidos, con suela de goma, para que nos aísle mejor de la humedad del suelo.
Materiales de última generación como el Gore-Tex, Thermolite o Dupont, aseguran confort y aguantan temperaturas de hasta 20º bajo cero, y al ser transpirables evitan que sude el pie.

Ya solo nos queda ponernos unos guantes, con apertura para los dedos y un gorro o pasamontañas.

Consejos prácticos:

Debido al mal tiempo, es muy fácil que nos encontremos con caminos embarrados y de difícil acceso. El nivel de agua de los pantanos ha subido considerablemente y hay menos zonas hábiles para el ejercicio de la pesca.
Por esta razón y si no disponemos de un todo terreno, tenemos que conocer muy bien el sitio al que vamos y no es aconsejable en estos momentos, irnos a pescar a un pantano nuevo y totalmente desconocido.
Este mayor o menor conocimiento de la zona elegida posibilitará el poder salir sin dificultad en caso de temporal o emergencia.

Es por tanto necesario para estas fechas añadir cierto material que nos puede ser útil llegado el momento.
Eslingas de amarre, una pala,  batería de repuesto cargada para el móvil, mapas de la zona etc. nos serán de mucha utilidad en momentos difíciles.
A la hora de montar el campamento, debemos evitar los cauces de ríos o arroyos, y zonas con mucha pendiente ya que una buena tormenta puede originar una riada y arrastrar todo lo que se ponga en su camino.

También es recomendable inspeccionar el camino de salida andando antes de pasar con el coche, evitando así quedarnos inmovilizados. Siempre será más facil buscar una ruta alternativa que tener que sacar un coche embarrado.

Por último y no menos importante, debemos dejar dicho en que embalse y zona vamos a estar, ya que siempre será más fácil que nos localicen si ya saben más o menos por donde estamos.
Ya solo necesitamos que nos entre un buen cardume de carpas que nos hagan disfrutar sin importarnos si hace frío o llueve.